martes, 27 de octubre de 2009

observo fotos tras fotos
de recuerdos no nitidos
en un pestañeo 3 al instante 23
palpita mi miocardio a mil, sintiendo la taquicardia
cuando recuerda tus vos tesos
aquellos cuando dormíamos la siesta debajo de aquel limonero

al parecer esta amaneciendo..


y ahora sin arrugas en la cara..
pero herida en el alma
comparto la mesa con los mismos fantasmas
q ya se están amigando...

entre risas y risas...
el vino no se mezcla
manchando el mantel
imaginando figuras q tan solo tu puedes ver.

2 comentarios:

pegale al guru dijo...

muy interesante todo tu blog

un saludo

Verònica dijo...

los fantasmas... si no se van si, lo mejor es dejar que se hagan amigos.
preciosos los limoneros, siestas envidiables!!!

besotes Fefa!

Vero.